REALMENTE NO ESTOY TAN SOLO (Playlist: Arjona)

Esta mañana fui al dentista. Mi doc es un superstar. Está rodeado de señoritas rubias, en bata blanca y que sonríen mucho. Me tuvieron dos horas preparándome, tomándome radiografías, haciéndome preguntas y finalmente apareció la estrella. Pelo engominado, bronceado perfecto y obvio, dentadura impecable. Me sonrió muy cerquitita de la cara, revisó mis dientes durante 32 segundos, escribió algo en una hoja y dijo:

¿A quién llamamos en caso de emergencia?

Lo ví. Arrugé el entrecejo y conteste:

A nadie.

Ayer pasé el primero de dos exámenes para conducir. Contesté con mucho cuidado, con el corazoncito en la mano, como si con la licencia aquí uno se jugara la deportación. Y casi. En 25 minutos ya tenía yo un bonito sello de aprobado en el documento. Salí sonriente.

Hoy choqué.

Y no no. No pasó nada. El señorcito que le pegó a mi Red Fat Boy seguro era un poco más ilegal que yo porque prefirió darme US$200 y salir corriendo en dirección contraria. Obvio, yo alargué la manita, me embolsé el dinerito y subí temblando al auto. Entonces pensé que no tenía a quién llamar.

Ahora ya pasó el susto. Estoy dejando que las  horas se me escurran encima. Anoche en una larga sesión de pasta y vino el tema siempre fue el mismo: un Paraíso Tropical que no es ni tan paraíso ni tan tropical (a no ser por aquello de las lluvias).

-Hay que reducir nuestras expectativas, dije optimista.

Y juro que estoy intentándolo.

PD. Escribió el Conejito Tan Campante. Me reí. Dice que ando enamorada, yo le digo que no. Extrañaba sus letras.

PD2. Dos botellas de vino sirven sólo para que a mí se me suelten los deditos. Rápida como soy tecleé: ¿Sabías que eres tremendamente sexy?. Joder. Soy una auténtica letra-suelta.

pD3. Tengo un pendiente muy pendiente: el Buen Conejo Pluma Blanca. Sobre todo porque está jugando a que no pasa nada y yo sé que pasa y que no pregunta y que yo quiero decirle y que, aunque lo dude, le pienso.

3 comentarios en “REALMENTE NO ESTOY TAN SOLO (Playlist: Arjona)

  1. Ayer estuve buscando a quien llamar entre los rostros de quienes asistieron a la re-inauguración del Acanto del Lago de Chapultepec… y me acordé que estás en tierras más tropicales.

  2. Ay, que te entiendo, así me sentí cuando la influencia del marrano. Snif…

    En fin, este fin utilizaré tus conocimientos, oh, Gran Coneja.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s