POR TÍ ME CASARÉ… (Playlist: Eros Ramazzotti)

Empecé temprano con La Conejita de las Playas. Desayunamos y corrimos al atelier del diseñador que intenta hacerle el vestido de novia. ah! la novia indecisa.

mariage-02

Y yo me rio mucho de sus cambios de opinión. Y recuerdo cuánto me gusta la cosa de la producción de la boda: la de ella o la de quién se deje. Lo cursi del evento, del vestido y de “las damas”. Y lo profundamente romántico —e inútil— de jurarse amor eterno…. (¡lo sabré yo!)

Y la veo y me río. y la veo y me veo a mí… y me recuerda a La Conejita Mejor Amiga del Mundo Mundial. esa que perdí hace muchos meses. un día, no sé bien cuándo, dejó de estar presente.

Necesita aire, pensé con su desaparición de los primeros días.

Luego caí en la cuenta del malentedido. El novio aquel (suyo que no mio): un hijo-de-re-contra-puta, la cita en un café para hablar de no-se-bien-qué. mi terrible torpeza en la conversación y finalmente la indiscreción. Lo dije así, como si nada. Sin darme cuenta de las consecuencias, de la avalancha que estaba por llegar. Yo así, quitadita de la pena, me senté en el barcito de quinta y solté un secreto que me habìan encargado.

Sólo varios días después me dí cuenta de lo sucedido.  Corrí al teléfono y en dos horas de platica nos explicamos las cosas.

No te preocupes, me dijo. No pasó nada.

Ingenua supuse que la larga llamada compondría el descuido, como lo habíamos hecho en los últimos veintimil años: cuando ella faltó a la boda donde era la madrina principal, cuando le dí su teléfono al hombre que luego sería el-hombre-de-su-vida, cuando desechamos casi asustadas la propuesta de un threesome de un novio que no pasaría a la historia… No fue así.

La Conejita Mejor Amiga del Mundo Mundial no volvió. O bueno, sí. Pero nunca como antes. Hoy nos vemos, de vez en cuando. Nos abrazamos con la fuerza de las grandes amigas y nos ponemos al tanto de nuestras historias como si el tiempo no tuviera ingerencia. En el fondo sabemos que algo, en algún momento, se rompió. Como cuando una camina sin fijarse por la tienda. Como elefante en cristalería. Cuidando la trompa pero dandole en la madre a los floreros con la colita.

Duele reconocerlo, la elefantita de esta historia, fui yo.

3 comentarios en “POR TÍ ME CASARÉ… (Playlist: Eros Ramazzotti)

  1. Te entiendo taaaanto, sé lo que es perder a esa mejor amiga de la que nunca pensaste separarte solamente que aquí la herida fui yo. Pero ánimo conejita!!! Igual la vida nos pone y nos quita de ciertos lugares o personas para trazar bien nuestro camino.

    Un abrazote!!

  2. reyna dijo:

    si se a lo q te refieres, algo similar me paso, despues de 15 años para q mi mejor amiga no me conocia, las palabras de un extraño bastaron para q ella dudara lo importante q ella es para mi, q mal.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s