TE PARECES TANTO A MÍ (Playlist: Juan Gabriel)

Tres encuentros, tres. Uno mejor que el otro. Y en un sólo día.

La primera se sentó a mi mesa a primera hora de la mañana. Linda, finita, parlanchina. Escribe literatura erótica. Y comparte dramas de conejita sin conejito.

El segundo entiende eso que digo yo a la hora de trabajar: dejar de mirarnos el ombligo y voltear allá afuera, que el mundo tiene mucho por enseñarnos.

El tercero diseña muebles eróticos. Y asegura que es buena hora de sacar el sexo de la recámara. Y apenas nos conocimos y ya hablamos de fluidos, posturas y conceptos de fidelidad.

¡Bendito! Vuelvo a creer en aquel viejo mantra: «gente interesante, haciendo cosas interesantes en lugares interesantes», que no todo está perdido y que el mundo —y esta ciudad— hay gente con algo más que tabúes en la cabeza.

Anuncios