BUENAVENTURA (Playlist: Pandora)

El mensaje fue muy corto. Tres palabras a lo mucho. No pensé mucho antes de enviarlo. En realidad, si lo hubiera pensado tan sólo un poquito no lo hubiera mandado. Pero lo hice así, como hago estas cosas que hago. Vamos, ya ni siquiera sé bien qué tecleé, pero terminaba con un «Felicidades».

No esperaba una respuesta. Sin embargo, llegó. «Gracias por el pensamiento» se leía en la pantalla.

En el día de su boda, no es menos lo que le deseo.


ANTIDOLORIFICOMAGNIFICO (Playlist: Jovanotti)

Ah pero ¡qué arrastrada me acaban de poner! Y no, no. No tiene que ver con aquel asunto sexosos, si no con eso de andar perdiendo el rumbo de vez en cuando.

Aclaremos, al Gran Conejo Editor y Su Mejor Amigo uno los quiere, los aprecia y tiene muy en cuenta todas sus aseveraciones. Pero cuando estas son rudas-rudísimas, una no puede evitar el ojo remi, el parpardeo veloz y el nudo descomunal en la garganta.

Luego de hacer drama, a una no le queda más que sobarse el chipote de la frente y reconocer que tienen algo (alguito) de razón. Y pues sí: a la carga. (Ash! Ya que me había gustado eso de ser apapachada).

Ilustraciones: Arthur de Pins