EN EL ASCENSOR.. QUÉ COSAS SUCEDEN (Playlist: Yuri)

Se abrió la puerta. Lo primero que vi fueron sus ojos, esos que conozco tan bien. Mientras que la puerta corría, supuse que algo malo estaba pasando . Él no sonreía ni tantito. A su lado estaba ella, seguramente sin la más remota idea de quién era yo. Así debe haber sido, pues me sonrió muy amable. Todo hasta el momento en que escuchó mi nombre:

-Conejita te presento a La Novia Oficial

Novia Oficial te presento a La Conejita

¡Joder! Las puertas se cerraron y nos quedamos los tres ahí atrapados. El aire empezó a escasear y se hubiera podido cortar la tensión, si alguno hubiera tenido el valor para levantar si quiera un dedo. Pero no. Durante el tiempo que tardó el elevador, no hicimos más que mirarnos a los pies. Los mios por cierto, mal metidos en unas havaianas blancas y bajo unos jeans desgarradones. Vamos tampoco se podía pedir más de mí, tras una noche de copas una noche loca como diría mi buena Maria Conchita —misma que por cierto, tiene mucho detalle que contar—, bastante logro fue que me desempiernara para terminar en un gimnasio.

Finalmente escuchamos la campanilla que anunciaba que habíamos llegado. Eso, en cualquier caso, no nos hizo sentir mejor. Estabamos por entrar, todos, los tres, juntos. Casi como La Gran Familia Mexicana. Como era de esperarse, una detrás de la otra entramos a los vestidores. Pedimos las toallas y nos dieron los locker con una sola fila de diferencia.

seksielamaa3.jpg

¿Por qué jodidos tenía yo que ver (y dejarme ver) sin ropa por la susodicha? ¿Qué no a estas altura ya habíamos compartido lo suficiente? Esto no estaba siendo divertido. Pocos minutos después, yo ya estaba subida en una caminadora. A dos, estaba ella. A tres, estaba él. Ja. Todos mirándonos a través del espejo. Si esto fuera cine, la escena sería genial.

Parecía que iba a ser una rutina interminable, cuando apareció Gymmate Bunny por el pasillo. Con ese paso confiado y sin prisa que lo distingue. Sentí un alivio profundo. Como si no lo hubiera visto en años, como si regresara un viejo amigo, como si no fueramos lo primero que vimos esa mañana al despertar. Me regresó el aire al cuerpo. Sonreí de lado y él entendió así sin más. Se subió a la caminadora de junto, me pasó su ipod y me obligó a correr 5 kilómetros.

-Para que se te sientas mejor, dijo. Y luego soltó toda una receta maravillosa —Gatorade incluído— para curarme la cruda.
Lo confirmé: cada quién decide con quién corre a un lado.

6 comentarios en “EN EL ASCENSOR.. QUÉ COSAS SUCEDEN (Playlist: Yuri)

  1. Bien por Gymmate Bunny que aparecio a salvar el momento. y Asi es cada quien tiene el privilegio de escoger quien corre a su lado.

    Saluditos y un abrazo me gusta mucho su blog me ha sacado desde una lagrima hasta una tremenda carcajada con sus aventuras.

  2. Ooooouch, diría yo. Ja.

    No sé si valiente, Liss. Pero el Gymmate Bunny fue un buen refuerzo. No cabe duda.

    Yo, creo, ya voy eligiendo mejor a mis compañeritos de carrera, señorita desconocida. Qué bueno que le guste el blog, yo también he pasado del llanto a la risa, en unas cuantas lineas.

    Beso,

  3. Edgar dijo:

    Nunca he visto havaianas blancas!

    Yo tengo de varios colores, que chido saber que alguien esta a la moda aunque sea super informal.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s