A RODAR, A RODAR TU VIDA (Playlist: Fito Páez)

Panamá es verde. Si tuviera que decirlo en una palabra diría eso nomás: verde. Ahora bien si tenemos que ponernos a explicar el viajecito completo fue, obvio, una rueda de la fortuna.

bubbles-defv04prev.jpgDesde el primer aeropuerto ya las cositas no fueron como el itinerario dictaba. El Conejito PR nomás no llegó: se quedó dormidazo y tomaría el sigiuiente vuelo. Y ahí estoy yo, tremendo maletón en mano en lo que sería mi primer viaje romántico de la temporada.

Abordé el bonito vuelo de Copa a destino, literal, desconocido. No sabía a dónde llegaba, no sabía con quién llegaba, no sabía vamos ni siquiera que necesitaba haber comprado una bonita visa de turismo.

Y así, esta misma conejita, tremendo maletón en mano, terminó paradita en el “flamante” aeropuerto de Panamá City sin nadie que la recibiera a brazos abiertos.

Pero como esas cosas se arreglan rapidito, bastó encargar el maletón y tomar un taxi al mejor mall de la ciudad. Obvio, si una tiene 7 horas para esperar al Conejito PR en el paraíso del shopping, la mejor manera de pasarlas es… ¡comprando!

De pies y tarjeta de crédito hinchaditos y hartas bolsias, ahí te voy de vuelta. A encontrar finalmente al Conejito PR al aeropuerto. De ese primer encuentro a varios días después no nos volvimos a separar. Él, yo, el Amigo del Conejito PR y la Novia Tropical del Amigo del Conejito PR (pareja que amerita un post aparte) nos la pasamos de noches reaggesoneras, hamburguesas de burguerking y cenas orientales. Y shots de tequila para no dejar. Entre una cosa y otra, fue facil salirse por la tangente sin tener que aclarar el estatus oficial de la relación.

La cosa fluía, vamos, suavecito y sin complicaciones —¡hubo hasta quién me llamaba Señora Coneja del Conejito PR!— cuando llegó el siguiente descalabro al itinerario: el susodicho partió un día antes que yo a tierras colombianas. Y esa noche, con las luces Panamá City en la ventana del hotel tuve tiempo para pensar. De más, digo yo.

A la mañana siguiente, maletón en mano, tomé el taxi rumbo al aeropuerto.

—¿Su maridó llegó bien a Cartagena? preguntó el señorcito que nos había llevado de arriba para abajo en estos días.

Le sonreí sin saber qué contestar.

Estaba, una vez más, como casi todas en mi vida llegando sola a un aeropuerto con destino desconocido.

Ilustraciones: Arthur de Pins

Anuncios

13 comentarios en “A RODAR, A RODAR TU VIDA (Playlist: Fito Páez)

  1. AH, yo no entender. ¿A dónde volaste tú? ¿A Colombia también?

    Opino igual que Reyna … (extraño mis monitos del messenger, aquí aplicaría el que se toca los dedos índices).

  2. Ms. Black & White dijo:

    MMMMMMMM, es el el novio que te habia traido calma? el indeciso?
    No entiendo que les hace falta a los hombres para decidirse…
    Y creo que yo tendria todo el descaro de contestar…si somo novios a quien me preguntara…O acaso el ha dicho lo contrario frente a ti?

  3. Así Conejita, así!!!
    A vivir sin definir relaciones, lo único que sobró es la noche que le pensaste demás. ¿Pa’ qué? Nada de ponerle nombre a las relaciones, los nombres son sólo eso. Así que a dejarse ir: confiar ciegamente en el mar y en que eventualmente te llevará a tu destino final es lo que te hace no ahogarte.

  4. Sí, Latita. La segunda parte (colombia) viene en un ratito lo juro. Y comparto eso de los índices. Saludos,

    Jaja, miss pinky. No cabe duda que las apariencias engañan. Pero mi mamá estaría muy contenta de saber que su hija se ve centrada en la vida real. Je.

    Me divertí, cómo no! Y sí, los repasos no son cosa que debe quitarme el tiempo por ahora.

    Leopardo!!! Pensé que nadie lo había visto. Sí, sí. Pero quise primero contar lo del viaje para después poner el otro post. Ya sabes, escribo tan revuelto como la vida misma.

    jaja. no sé si alguna vez un novio me ha traido la calma, Black&White!!! creo que yo suelo prguntarme mucho qué somos para seguir en este viaje de no somos nada. o al menos, eso diría mi terapeuta!

    eso digo yo, mi señor singelringen. sin definiciones que al final, siempre me quedan apretadas. y a viajar, que para eso fuí concebida.

    nada como viajar sin pesos. bien dicen los Tacvbos que la última mudanza debe ser la más ligera. Besos.

  5. esa es la actitud, dejar que fluyan las cosas mientras se esté pasando un buen momento, ya después empezar a pensar en que punto se encuentran, no primero poner un nombre a la situación sin saber si se quiere llegar a ese punto.

  6. Lady Zen dijo:

    Uno ya no sabe. Si aclaras las cosas porque las aclaras y todo se termina porque alguien se siente presionado. Y si no dices nada y supones, también alguien puede salir madreado. Complicado esto de las relaciones, no? Por eso quizás lo más sabio es vivir el momento y luego a ver qué…..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s