ME ACORDARÉ DE TÍ Playlist: Mijares)

Tuve dos minutos de flaqueza. De esa flaqueza tonta que te ataca por la espalda y no da tiempo de reaccionar con la cabeza. De esa que te hace ponerte de pechito y sin siquiera meter las patitas. Pero vamos, pasa.

Y es que, no sé cómo, de pronto estaban en mi cabeza —al estilo de me muero por besarte, dormirme en tu boca, me muero por decirte que el mundo se equivoca y shalala de la quinta y españoleta estación—. Sí, sí. Los recuerdos se me agolparon entre panza y corazón. Como suele suceder, salieron disparados por la boca sin tocar siquiera la cabeza. Joder. Muerta, resulté

1167182443_f.jpgAhí estaba la conejita, con el pelito mojadito, los ojitos tristes y las antenitas caídas abriendo la cajita de Pandora (la mitológica y hasta la de las tres retros-ochenteras): estaban acomodados por fecha el primer beso bajo la lluvia, el despertar sin saber siquiera el apellido, los mensajes encriptados, los pretextos para robarnos dos horas al día, le siguieron la entrega (en primicia) de las llaves de algo más que un departamento, las risas bajo la ducha, aquella cena de carne y vino, la libertad aprendida de la caída, el espacio infinitamente pequeño entre piel y piel. Y sí, el respiro compartido. En orden cronológico abundan los empiernamientos de mañana, tarde, moda y noche. Y no, por más que no quería abrirlo, llegó el turno del paraíso tocado con la punta de los dedos.

Ahí estaba yo recuerde que recuerde, haciendo abuso de mi yo más sentimental cuando ¡pum! me topé de frente con ese muro racional que me desquicia.

«No debe ser» se oyó lejitos pero claro.

Y pocas veces como hoy odié el verbo deber con su fiel acompañante el ser. ¿De verdad no debo? ¿no debo ser? ¿no “debe” ser? ¿a cuenta de quién o de qué? insistí en preguntarme.

Lentamente cerré la cajita. Nada fácil resultó eso de meter cantidad de recuerditos varios: calores sofocantes entre el ombligo y la ingle, escalofríos por la espalda, humores y sabores de diossabedónde, colores que se pintan a ojos cerrados. Apretados todos. Parecía que no había manera de hacerlos entrar en el espacio reducido que conforman trescientos treinta y tantos días.

Esta vez, sin lagrimitas en los ojos, puse la tapa y amarré el listón rematando con tremendo moño cursilón. Con gran cuidado la puse en el buró, cerquita de la cama. Ahí donde habitaba Manolo, mi pececito de cabecera. Sin dejar de mirarla, me metí bajo las sábanas y cerré los ojos.

Mañana —pensé— llegará la hora de tirarla a la basura.

Ilustraciones: Jordi Labanda

Anuncios

19 comentarios en “ME ACORDARÉ DE TÍ Playlist: Mijares)

  1. Qué fuerte!! se siente tan pñero tan feo hacer eso, pero con el tiempo llega una sensación de alivio indescriptible cuando por fin un día te levantas y te das cuenta de que no has vuelto a llorar por eso…

  2. Wow! Decisiones… ojalá y fuera tan sencillo como ponerle una tapa y atarle un lazo… alabo tu valor…

    Siguiendo con el playlist… vendrán tiempos mejores

    Saludos

    Pily

  3. Difícil, pero absolutamente necesario, es deshacernos de todos los vínculos materiales de aquellas personas que lo fueron “todo”.

    Al final del día, te darás cuenta, que lo verdaderamente importante seguirá en tí, pero ya no dolerá.

    Te mando un fuerte abrazo.

  4. uts.. es malditamente dificil hacer eso; ademas, una cosa es tomar la decision y otra tener los chones necesarios para poner todo en la cajita y cerrarla for good.. admirable mi Jo.. yo aún no puedo sacarme al Bizcocho…

  5. Clap clap -se escucho en el fondo de la habitación-

    Carajo!!! Esa es actitud. Aunque no lo creas el Gigolo no tiene una cajita, tiene una bolsa enorme tipo costalito, donde guarda sus recuerdos. No los va a tirar pero hace mucho que no la abre, hace un chingo hace años.

    No es que no tengas mas lagrimas que derramar por esos ojitos o mas moquitos que secar de esa nariz de conejo. Nop. Simplemente el virus raro del amor ya paso, ya estas vacunada y no podrás re-caer tan fácilmente.

    Haz un entierro simbolico de esa caja. Asi como cuando entierras a un pez en el sacrofago de porcelana, asi.. entierrala o quemala!!!

    Besotes canijos a tus orejitas querendonas!

  6. Chale!!!

    Han pasado muchos, muchísimos meses y todavía no puedo, todavía me cuesta…

    Afortunadamente esa rola de la Quinta Estación no me llega como llegan otras…

    Unos besos y se te quiere y eso…

  7. Apechuga, al final de cuentas recordar es vivir que no? No se qué sería peor, imaginate algo a´si como eternmo respalndor de una mente sin recuerdo, en el que ni tú te acuerdas, pero tampoco nadie se acuerda de ti, está gacho!

  8. sip… en ocasiones se nos estruja el corazoncito con recuerdos de amores … se sufre y vas si se volvieron intermitentes y aparecieron de cuando en cuando sin permiso o se esfumaron en la nada …

    pero al menos asi sabes que el corazoncito esta alli.. maltratado y con un curita.. pero latiendo e insistiendo en vivir feliz

  9. Edoman dijo:

    Totalmente de acuerdo con judiasolterabusca, LA QUEMAS AHORITITITA!!!

    Recordar es Vivir… pero también es sufrir!!! Después de toparse con la pared de la vida y las canijas decepciones que trae consigo, lo que menos que hay que hacer es relamerse la herida y andar por el mundo diciendo !!! Sufro!!!

    Nada de eso Conejita, Arriba corazónes!!!! cuando se sientas que tu corazoncito toca fondo, es hora de cambiar de página ¿ Que es dificil ? si, claro que lo es, de otra manera no valdría la pena. Saludos.

  10. Dieich dijo:

    Qué valor! A pesar de que uno sabe que debe meter todo en una caja blindada y explotarla a mitad del desierto, le cuesta trabajo decidirlo. Llevo cargando sobre los hombros una pesada caja durante varios meses y no sabes lo agotado que me encuentro.

    Jo, eres admirable conejita hermosa

  11. “Hay que dejar ir”, siempre me lo han dicho, siempre lo hago, pero como cuesta!

    Te admiro, en verdad. Porque la vida se toma con decisión …sin titubear.

    🙂

  12. La Sassy dijo:

    Bien hecho! Te entiendo perfecto porque yo hace dos meses le puse fin a un matrimonio de 6 años, donde ya de un año para aca, me sentia separada de mi marido, asi que para que perder mas el tiempo.
    Me movi rapido y consegui un terapeuta que bueno me ha dado las herramientas y las sabias palabras para afrontar mi duelo, mi proceso. y sabes? he vuelto a sentir esa felicidad que no sentia en años! La vida es intensa y hay que vivirla!!! ANIMO!!! Terapia ocupacional ayuda mucho, pinta tu casa, cambia la decoracion, metete a un curso de algo, socializa, haz ejercicio…digo hay un sin fin de opciones! :o)

  13. Deja ir, las cajitas de pandora no deben abrirse de nuevo. Sabes lo que yo hice, se las regale a mis sobrinos -claro, sacando lo que pudiera hacerme daño. Ellos se quedaron lo lo útil, lo demás, en la basura o en ebay. jajajaja.

    Un saludo.

    PS. ¡¡¡Para colmo, esa canción la cantabamos en la rondalla!!!!

  14. a final de cuentas habria que hacerlo en algun momento, duele pero nada que el tiempo no cure, yo guardo detallitos de quienes fueron todo y ya no estan, pero lo que ahora duele despues se convierte en nostalgia.

    bien por ti, cuando te das cuenta que ya no mueres al cerrar esa cajita entiendes que estas levantandote y eso da gusto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s