A PEDALEARLE.. QUE LA NOCHE ES JOVEN

Recorrer la ciudad de noche no debía ser muy distinto a los maratones antreros a los que La Conejita está acostumbrada. ¿Pero en bicicleta?

ast12d.jpgYa había escuchado de unos tales “bicitekas? que se aventuraban por la Ciudad en recorridos nocturnos para impulsar la cultura de la bici. La cita me la dio Agus el miércoles a las nueve de la noche en el Parque México. Llegué vestida como para el tour de Francia: mallitas con relleno en el trasero, chaleco sofisticadísimo con cintas reflejantes y foquitos, paliacate al cuello, guantes y casco aerodinámico. No, no. Nada de este atuendo me hacía ver sexy.

Y el tal Agus resultó ser un hombre alto, fornido, de voz profunda y mirada interesante. «¡Cielos! —pensé— no parece un freakie ecológico.»
Estaba a punto de lanzarle mi mirada numero tres cuando apareció su bonita acompañante en bici y recordé que yo, por mi parte, llevaba al mío.
Tras las presentaciones, sugirió una vuelta al parque «para estar seguros». ¿Seguros? ¿De qué? ¡Todo mundo en el mundo-mundial sabe andar en bicicleta!

Una vez trepada en el armatoste supe a lo que se refería. Mi memoria remota me llevó a mis tiernos 12 años, cuando usé por última vez el velocípedo. Con las manos aferradas al volante, me pregunté cómo diablos iba a despegar el pie del piso sin irme irremediablemente de lado. El guapo, su guapa y mi guapo (digámoslo) esperaban mi arranque mientras yo calculaba cuál era el primer movimiento por hacer. Me impulsé, el pedal se movió, las llantas giraron. El volante se tambaleó entre mis manos. La velocidad hizo que mantuviera el equilibrio y avancé por la banqueta de Michoacán. ¡A fuerzas!

Tras la prueba, inició el recorrido mortal entre los automovilistas. Monterrey no fue cosa fácil, Florencia un poco menos y al ver Reforma, renuncié. Bajé de la bici, la tomé por el volante y corrí hasta el pastito.
Sana y salva me encontré con decenas de bicitekas que nos esperaban en las escalinatas del ?ngel: el señorcito con bicicleta de entregas a domicilio con todo y huacal, la viejita armadísima con casco de motociclista, el aclamado precursor del “movimiento? en tandem con bonita extranjera detrás, la chica con cursilón french poodle en canastilla, el papá deportista con hijo preadolescente…

Ya en banda, me sentí menos insegura. Unos delante, armados de radio, se hablaban con los de atrás y nos gritaban desaforadamente: «¡Manténganse a la derecha!»
Yo muy obediente, tenía cuidado de no rozar las llantas de los otros, trataba de mantener una conversación con el galán en turno y me preguntaba para qué diablos servían los cambios de velocidad.
Dos vueltas a la plancha iluminada del Zócalo y seguimos por las calles de atrás: armazones de puestos ambulantes, comerciantes recogiendo mercancía, basura en las esquinas, señoras sonrientes que nos saludaban. No sé cómo, fuimos a dar a Congreso de la Unión, luego Las Torres y hasta la colonia Marte. Mi reflejo en las ventanas de una casa reveló un trasero con relleno más parecido al de un payasito de crucero que al de J.Lo.

Mientras Agus me explicaba el sentido de todas estas iniciativas por una ciudad humanizada donde los autos no son más importantes que las personas, un coche pasó a toda velocidad y nos lanzó un vaso con contenido indescifrable. Me salpico la pantorrilla.
—Chale, ya entendí.
Saqué fuerzas de no sé donde y llegué hasta el túnel bajo el Viaducto. Si la bajada no se veía fácil, menos la subida. Entonces recordé a mi amigo, editor de famosa revista encuera-mujeres:
—Haz spinning y un día te saco en portada y sin necesidad de photoshopeo.
Pedaleé con fuerza y supe que esto no sólo estaba poniendo en forma mi conciencia social, sino también mi trasero.

A las 11:45 todos hicieron alto y yo debí haber hecho lo mismo. Frené con las manos, pero los pies quedaron dentro de los amarres. La bicicleta se tambaleó a la derecha. Abrí la boca. Los ojos como platos.
—Ah, ah, ¡Aaaah!
Tras el estruendo, todos voltearon. Ahí estaba la conejita en horizontal, con las manitas en el volante y los piecitos bien metidos en los pedales.
—No pasó nada —las mejillas se me enrojecían de la vergüenza—. Todo bajo control —hice puchero y abracé a mi acompañante.

Y seguimos la travesía: División del Norte, colonia Modelo, Narvarte, Del Valle… La siguiente hazaña: cruzar Churubusco. Dos ciclistas expertos se pararon a la mitad de la vía rápida, abrieron los brazos haciendo ruido con silbatos y matracas. Los automovilistas se detuvieron sorprendidos. El paso lo habían ganado los bicitekas.
Al filo de la una de la madrugada, mientras todos se dirigían a Coyoacan a cenar tacos, le pedí a mi acompañante que me llevara a casa. Por hoy, la función social de la conejita había terminado.

Con el trasero adolorido, las piernas entumidas y la pantorrilla raspada, Bridget Jo se sintió heroína de las causa perdidas y sin miedo a ser asaltada en la primera esquina.

28 comentarios en “A PEDALEARLE.. QUE LA NOCHE ES JOVEN

  1. qué valiente!!! debo confesar quizá yo sea una de esas pocas que no forma parte del “mundo-mundial” porque yo no se andar en bici =S yo patinaba y andaba en avalancha (entre otros armatostes) pero de bici, ni hablemos… espero q tu pantorrilla se mejore pronto =)

  2. Qué lindo tu relato, divertidísimo

    yo solo aprendí a andar en triciclo, y tal vez pueda andar en cuatrimoto

    y qué ¿el jueves no trabajaron o viven de sus rentas?

    invítame a andar en triciclo, pero sin el guapo, tengo alergia

    en portada y sin photoshopeo, mmmmm, (pensamientos lúbricos)

  3. Eva dijo:

    Pues ese articulo ya lo habia leido en una de las revistas, y la originalidad? se supone que esto es un blog. Que flojera.

  4. Caray, ahora la admiro Miss Conejita… que valentia!, aunque pensandolo bien, si viviera en el DF (y me hubiesen requerido) tambien huiera ido… Me encantan ese tipo de ideas!
    saludos desde el norte

  5. o sea, Eva says: ya había yo leído el artículo en Hola, o sea

    well, darling, no todo mundo tenemos para los 50 varos de la revista ni nos interesa comprarla, o sea, veeeessss

  6. osine dijo:

    Qué lindo tu relato, divertidísimo, yo solo aprendí a andar en triciclo, y tal vez pueda andar en cuatrimoto, y qué ¿el jueves no trabajaron o viven de sus rentas?, invítame a andar en triciclo, pero sin el guapo, tengo alergia,en portada y sin photoshopeo, mmmmm, (pensamientos lúbricos).

    Traduccion

    Tu relato es una basura, de hueva, pero como quiero cogerte te digo lo contrario, Solamente te digo que se manejar triciclo porque asi puedas sentir un poquito de compacion y poderte coger. Me hago el chistoso para que me invites y poderte coger y despues te digo una estupidez sexual para que veas que soy muy sexual y poderte coger.

    NO HAY MAS, ERES MUY VALIENTE, CURIOSA Y SIMP?TICA…SOLO TU PARA ESTAS AVENTURAS.

    Traduccion

    Tu historia apesta y a lo mas que puedo decirte que eres una ultramegacoolconejita para un dia te interes y te pueda coger

  7. Snif snif…
    por que no me avisaste que ibas a ir a tan folklorico evento? yo con gusto te hubiera acompañado hasta el final del mundo =(

    buaaaa!

  8. Que tal!!!, cosa curiosa, justo ese día saliendo del concierto de Alejandro Sanz, nos encontramos con un convoy de bicicletos. Nos los encontramos por Azcapotzalco/Río San Joaquín (creo/si mal no recuerdo)

    Saludos… yo espero ir a la carrera nocturna por el centro.

  9. bueno, osine, qué puedo decirte si al menos tuvieras huevos o inteligencia para tener tu propio blog, pues podríamos discutirlo, pero dado que te escudas en el anonimato anónimo …

    y ese “ay que ridiculas aventuras, Por lo menos me ahorro el costo de la revista” sonó tan joto, qué que hueva discutir con un marica como tú

  10. lau… la pantorrilla quedó con cicatriz que tendremos que ocultar con un poquito de maquillaje.. pero valió la pena el intento.. anda anda, aprende.. andar en bici está pocamadre….

    pececillo…. pues yo sí trabajé!!! hubieras visto mi cara (y mi extraña forma de sentarme) al día siguiente!

    uy eva! no entendiste.. esto es un blog de relatos nuevos y cada mes publico también la columna que sale en la Revista. Justo abajito tiene un tag que lo dice. Juro que pronto subo algo que te de menos flojera.

    uh osine! qué orgullo pensar que compras la Revista sólo por mi columna!.. y gracias por las traducciones.. mira que alimenta el ego pensar que tantos caballeros me lean con ganas de empiernarse… ¿será?

    Antonio Norteño, usté nomás digame cuándo anda por acá y nos lanzamos a otro recorrido de esos. están muy divertidos.

    Ay ay ay Jadis.. no volverá a pasar! confieso que el retraso fue mío.. uuppss!

    Hijoles Parker! se me olvidó que usté le pedalea durísimo a la bici!… pa’ la próxima nos lanzamos a esto de la bicicleta. Lo juro.

    No te lo pierdas Adri. Neto que vale la pena la aventura.

  11. Ja ja ja ja!!! Buenisisisisiismo!!!! Obviamente… me hiciste reir…. mucho! Puedes sacar mucho provecho de esa experiencia.
    1.- No ajustarse las cintas de la bicileta. Ni siquiera en el spinning
    2.- Te abriste al grupo y te aceptaron con todo y que te guste visitar la tierra de Roberto… Por aquello del Madrazo.
    3.-¿Te divertiste e hiciste pompa no? ja ja

  12. Coneja Biclera..eres la onda…que chido tu paseo..!!! el spinning te deja sudando cual taco de canasta pero es buenismo pal trasero..ya tenías mucho sin escribir..que bueno que nos hiciste reir de nuevo…..

  13. Gigoló de oficina.. yo digo que la pompa ahí va mejorando… algo bueno debería dejar la experiencia.. o no?

    ¡Qué bueno que te gustó, Pillo! si si.. insisto, que los resultados se vean en el trasero.

    No, no, Osine. Yo nunca discuto y soy ¡cretinísima! qué no?

  14. Por lo menos vas a ir por la calle enamorando a algunos cuantos, tipo sex and the city. Kiero ser como tu cuando sea grande, bueno, sin ser mujer, lo demas igual y si. Cuidate muchisimo saludos!!!!

  15. osine dijo:

    ehhh lo de la discucion solo fue para el charalito con blog que en fin…

    Cretinisima? vaya, recurrir al genero como defensa

  16. compacion????

    discucion???

    genero??? etc….

    jeje, alguien tiene problemas con la ortografía y con los acentos, y es tan pendejo que no sabe que se inventaron los diccionarios

    yo digo ¿para qué enviar a los hijos a la escuela, si únicamente van ahí a socializar y cuando se aparecen en los blogs dan pena ajena? pobres padres

  17. Hola!

    La verdad, me pasé un buen rato leyendo tus historias y me encantan.
    Muy buen Blog, muy buena forma de contar tu historia.

    Saludos!

  18. Vaya!!! Jamás te imaginé pedaleando una bicicleta… Yo he pedaleado varias!!!

    Conejita de Indias???
    Ja!!! Me gusta, me gusta… y Bridget Jo aún más.

    Te dejo un gran beso y un fuerte abrazo. De hecho; MUY FUERTE ABRAZO!!!

  19. bueno, YA, voy a darle vuelta a la hoja, sino al rato hasta van a decir que osama o como se escriba y yo andamos de puñales, jaja

  20. apuntadísimo, soltera.. y ¿qué? ¿desayunamos? ora sí, lo juro!

    Ay Rodrigo, ¡que Dios y la Virgencita del Socorro, te oigan! jeje

    Gracias Co, aquí seguimos.. y gracias por leerme!

    Gomís!!!!! ¿Ya nunca me vas a hacer caso en el mundo mundial???? Anda, anda.. yo te cuento las aventuras de la Conejitas y tú me cuentas de tierras colombianas.. si?

    Así se hace, mi pececillo.. a lo que le sigue!

  21. Pingback: cheep checks

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s