¿QUIÉN DA MÁS, QUIÉN DA MÁS?

Pues sí, parece que pusimos el corazón en venta. Y me queda claro que eso de andar rematando el corazón como en tianguis es poco sexy. Pero, ahora sí “juro que yo no fuí”.

dibuix24.jpg

Todo comenzó (o al menos eso recuerdo) con el Next Door Bunny y sus mensajes escritos sobre el polvo del parabrisas de la Exuberante Princesa Yaris. No pregunten cómo, el susodicho continúo mandando mensajes a mi celular. Al principio lindos, otros ligeramente más exigentes, ya finalmente desesperados ante mi falta de definición. Y bueno sí, no hay muchos que aguanten después de mi interminable “llámame luego y vemos”.

Y es que por ahí traíamos bajo la manga la cita de viernes con el Conejito Probable Ideal. Todo estaba preparadísimo: taconazos de primera, pelazo lacio, vestido ondeante y chamarrita casual. Así como quién no quiere la cosa. Iba yo muy decidida a encontrarme con el susodicho cuando sucedió lo impensable. Entré en pánico. Lo ví a través del cristal, reconocí su figura alta, alta que muy alta, contuve el aliento y me di la vuelta. Y ahí estoy, cual Angélica Yara María, haciéndome trenzas y mordiendo el rebozo, escondida detrás de un estante de libros. La Bombón Bunny no daba crédito a sus ojos y sólo atinaba a repetir:

—”¿Neto, neto no lo vas a saludar?”

Así, con el corazón detenido, miré alejarse al Conejito Probable Ideal jurando que todo es culpa del alcohol que a mí, al contrario de todo el mundo mundial, me inhibe.

En fin, me consoló la idea de que la mañana siguiente la pasaría con el Conejito Marinero, con todas sus buenas intenciones de ponerme a velear en plena Presa Madin. Sí, sí, una presa potabilizadora con todo y el agüita verde. Y sí, sí, una experiencia urbana digna de un largo post. En fin, el resultado más positivo resultó el agarrar buen bronceado.

De regreso a casa, el mismisimo Conejito PR hizo una llamada y ofreció una salidita de domingo de puente. Me pasé la tarde meditando en las reapariciones intermitentes de éste y otros conejitos, como si mi corazoncito fuera asunto de “ring, ring, corre” (el jueguito infantil y ochentero ese que consistía en tocar puertas y correr desesperados esperando que el dueño de la casa no nos encontrara).

Como si mis disertaciones no bastaran y mi estabilidad emocional fuera cosa de nada, el domingo por la noche otro espontáneo decidió ligonearme via sms. ¡Hágame el rechingao favor! Mensajitos varios y anónimos que ofrecían y prometían amor eterno y a primera vista. Tras largo trabajo de investigación minuciosa, el Conejito Anónimo resulto ser nadamásynadamenos que el mismisimo Señor Talabartero de la Esquina. Sí, sí, uno que jura haberse enamorado con que yo nomás le llevara mi chamarrita de gamuza a teflonear.

¡Hábrase visto! Yo ya no sé si alguien me pegó en la espalda un letrerito de “Ofertón. Corazón disponible en reventa. ¿cuánto ofrece?”. O a estas alturas, debería salir con más ropita a tirar la basura, evitar la sonrisa oreja-a-oreja mañanera con los vecinos.. O ya de plano, y con esto del corazón perennemente roto, mejor me postulo como La Reina del Barrio para por lo menos tener el gusto de haber usado una vez en la vida, coronita brillante detenida estratégicamente con una mano sobre la cabeza ladeante, cetro amenazador, banda con hartas lentejuelas sobre el pecho bien erguido y ramo de rosas apenas en flor.

Joder!

21 comentarios en “¿QUIÉN DA MÁS, QUIÉN DA MÁS?

  1. Honestito dijo:

    No es por ofender pero si sales a la calle tipo sexo-servidora hasta pa tirar la basura pues resulta obvio que hasta el más pelafustan te voltea a ver y a quesque tirar los perros pa ver que saca, mija.

    Tatuate la siguiente frase muy utilizada por nosotros, los patanes por excelencia: hoyo, aunque sea de pollo.

  2. Yo digo que respires… exhales… y medites a quien elijes… deja de esperar a que te escojan… selecciona, checa bien por todos lados… y ve tras el conejito que más te apetece y disfruta ese siguiente paso.

  3. eso sí, mi queridisima judiasolterabusca… una buena lana sí juntamos… ¿estas de acuerdo que un bombón como yo no lo andan vendiendo barato en cualquier lado???

    eso mi lau… un “personal manager” es lo que me hace falta!

    tienes tooooda la razón, honestito: eres un patán por excelencia.

    se me hace que te voy a hacer caso, Adriana… un tiempo de respiro no me haría nada mal.

  4. Lo siento, Jo… no pude reportarme ya que por una emergencia familiar el mismo sábado que llegué al DF me tuve que regresar a Morelia. Por favor, si tiene usted todavía un poco de fe en este cadáver que la visita, mándeme al mail su dirección y le mando sus cosas que le he guardado por tanto tiempo.

  5. Ay ! Conejita de mis amores… Sigo creyendo que es mejor que lluevan las ofertas a que de plano desaparezcan…

    Eso se siente peor (aunque da tranquilidad).

    Un beso y felicidades por el nuevo Blog.

    Por allá se te extraña.

  6. Totalmente impresionado. que manera de escribír de ustedes las judias (y que conste que la etiqueta se la pusieron ustedes) su dicción, su sintaxis, su forma de ver la vida tan cosmopolita. Primero Miss Neumann y, ahora tu conejita. Felicidades disfruté mucho tu afilado punto de vista de esta vida.

    SALUDOS.

  7. Liss dijo:

    Por algun acomod planetario, supongo yo, los ex galanes estan reapapreciendo, yo no se que quieren, yo no entiendo tampoco, en fin…

    Suerte con la subasta

  8. señor cadaver, yo le creo hasta la muerte! jeje. le mando mi dirección por mail en un ratito.

    nacho!!! qué bueno que andas por aquí. yo también los extraño.. y sí, eso sí.. la sequía no es una buena opción.

    liss, si siempre he dicho yo que todo es culpa de los malditos astros que nomás se acomodan pa’ desacomodar todo. uff!

  9. pez dijo:

    pienso que la dicción y la sintaxis de ellas se debe a que asistieron a buenos colegios, no necesariamente para ricos ¿or who knows?

    llama la atención que son unas chicas de buen ver (y mejor tocar), exitosas profesionalmente hablando, y que andan en busca del sapo, upps, sorry, del príncipe azul.

  10. Ya lo dice aquella sabia canción, “vende caro tu amor… aventurera”. Aunque no es el caso, la frase está chida.
    Quiero ser como tú en dos años, y yo creo que me decidiría por el Señor Talabartero de la Esquina, porque seguro es el que tiene buen corazón y debe ser bien chambeador. ¿Está panzón?
    Saludos Jo

  11. Mi querida conejita
    Tal vez lo unico que este sucediendo es que, esté en la mejor etapa de su vida y los conejitos simplemente no pueden evitar quedar prendados de su belleza.
    Saludos

  12. pez, agradezco tanto piropo.. sólo un detalle. no. no soy judia. ji

    niche.. mmm.. no, mira que el talabartero no está tan de mal ver, ni panzón.. yo a este punto creería que no es una mala opcion.. jiji..

    ¿eso crees, gantús? me levanta el ánimo el comentario.. yo que pensé que de verdad era porque ya me veían en las últimas! ja.

  13. cuasi dijo:

    Mi queridisima “buggsy”, dejame decirte que desgraciadamente asi somos los hombres ante tanta belleza, aunque muchos no nos animamos a decir nada, los que se lanzan se creen galancetes, esperando por una rosa de tu jardin. Lo que nos queda es resignarnos a que el amor chilango está cambiando y buscar por otros aires.

    saludos

  14. Pingback: Emily

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s